lunes, 20 de mayo de 2013

MARCO TEÓRICO:

Realizar un adecuado reclutamiento (conjunto de procedimientos para atraer candidatos por medio de técnicas de divulgación) y selección de personal (elegir la persona adecuada, para el puesto adecuado), puede generar en cualquier empresa un personal productivo y eficaz.
La adecuación del individuo al puesto y la eficiencia del individuo en el puesto, son un gran paso para la incorporación de personal, ya que permiten reclutar y seleccionar personas que cumplan con los perfiles adecuados a las necesidades de la empresa.
Para lograr estos objetivos se requiere de una planeación de personal, para saber los recursos humanos requeridos y sus características, que consta de las siguientes fases.
El personal que se requiere:
La empresa deber tener bien definido que funciones, que tareas y que responsabilidades principales tendrá que desempeñar el candidato.
Lo que el departamento de recursos humanos ofrece:
Desarrollando sus habilidades y potenciales en el puesto que debe de estar desempeñando, de esta forma contribuir al crecimiento y a los propósitos de la empresa.
Las técnicas a aplicar (reclutamiento interno o externo):

El reclutamiento interno es un procedimiento interno para llenar la vacante con los empleados existentes, a través de solicitudes de empleo, investigación documental de candidatos, exámenes, etc.

El reclutamiento externo, se lleva a cabo con candidatos que no pertenecen a la organización, por medio de anuncios en periódicos, instituciones, agencias de reclutamiento, etc.

Ambas técnicas ofrecen ventajas y desventajas, por lo que muchas empresas prefieren el reclutamiento mixto, que contiene un poco de los dos modelos de reclutamiento descritos.




Así al tener definido el proceso de reclutamiento, se puede realizar la selección de los candidatos mediante pasos como: análisis de las solicitudes, entrevista preliminar, entrevista de selección, pruebas psicológicas, pruebas de trabajo, investigación laboral y socioeconómica, examen médico, entrevista final y decisión de contratar.
El análisis de las solicitudes, se usa para conocer el interés del solicitante por obtener empleo y proporciona la información necesaria para llevar a cabo la entrevista preliminar.
La entrevista preliminar, es usada para hacer una evaluación rápida de que tan aceptable para el cargo es el candidato, se debe determinar antes de comenzar, cuáles son las preguntas que se harán, hacer la entrevista en un ambiente tranquilo, prestar la atención debida al aspirante, observando la forma de hablar y la manera de comportarse del entrevistado.
Las pruebas psicológicas y de trabajo, son de mucha importancia para evaluar las capacidades y actitudes de los candidatos aunque sea de manera general con pruebas sencillas.
La investigación laboral y socioeconómica, nos permite por medio de la investigación de antecedentes comprobar la veracidad de la información proporcionada en la solicitud y la entrevista.
El examen médico también es requerido, ya que es importante contar con la información sobre el estado físico del empleado. 
Cuando el posible candidato ha pasado por todas las pruebas y exámenes, la empresa muestra interés en contratarlo, se le hace llegar de manera directa una oferta de trabajo, para el cual se expone el interés que se tiene en él como posible empleado. 

Para esto es necesario realizar un análisis de puestos, este método nos permite describir los puestos y los atributos humanos necesarios, determinar los requisitos de calificación, las responsabilidades implícitas y las condiciones que el puesto exige para ser desempeñado de manera adecuada, además sirve para evaluar y clasificar los puestos, con el fin de compararlos.
El proceso de análisis de puestos comprende:
DESCRIPCIÓN DEL PUESTO: se refiere a las tareas, los deberes y las responsabilidades del puesto.
ESPECIFICACIÓN DEL PUESTO: se ocupa de los requisitos que el ocupante necesita cumplir.
Mediante los siguientes pasos:
PLANEACIÓN: fase en la que se planea cuidadosamente todo el trabajo del análisis de puestos, fase de oficina y laboratorio.
PREPARACIÓN: En esta fase se preparan las personas, los esquemas y los materiales de trabajo.
EJECUCIÓN: se recolectan los datos relativos a los cargos que va a analizarse y se redacta el análisis.
el análisis de puestos, es la base fundamental de cualquier trabajo del ARH, pues permite ayudar en el reclutamiento y la selección de personal, la capacitación, la administración de salarios, la evaluación del desempeño, la higiene y seguridad en el trabajo, además de una mejor administración de los puestos, al establecer cuáles son sus características, habilidades, aptitudes y conocimientos que requieren los ocupantes de los puestos, con el fin de conocer mejor las exigencias que los cargos imponen a sus ocupantes, para informar al jefe inmediato o gerente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada